Usted puede ser lo bueno que quiera ser A veces, por extrañas circunstancias, caen en mis manos pequeñas joyas, como este brevísimo libro escrito por el provocador publicista Paul Arden. Usted puede ser lo bueno que quiera ser esconde entre sus páginas perlas de sabiduría de gran utilidad para gentes de todo tipo que necesiten creatividad en sus trabajos, no sólo diseñadores publicitarios o profesionales del marketing. Su rápida lectura de menos de 30 minutos me ha proporcionado inspiración y alimento para el pensamiento por una larga temporada.

En concreto, en relación con el tema de las presentaciones, Arden comparte interesantes reflexiones, recogidas en la página 68, las cuales transcribo a continuación en su totalidad:

“Cuando asistimos a una conferencia solemos ir para ver al conferenciante, no para oír lo que tiene que decir.

Ya sabemos lo que tiene que decir. Por eso vamos a verlo.

¿Cuántos discursos ha oído en su vida? ¿Y cuántos recuerda?

Palabra, palabras, palabras.

Cuando escuchamos una canción primero recordamos la melodía y luego nos aprendemos la letra.

En lugar de obsequiar a los demás con su inteligencia y su sabiduría (palabras), por qué no representarlas en imágenes.

Cuanto más sorprendente sea algo, más se recordará.

Y, lo que es más importante, más le recordarán a usted.”

—Paul Arden

Curiosamente, en la traducción española, este capítulo, titulado en el original “Don’t make a speech. Put on a show.” ha sido traducido como “No dé un discurso. Dígalo con imágenes.”, cuando yo lo habría traducido por “No dé un discurso. Monte un show.” ¿Por qué el traductor ha optado por traicionar la frase original? ¿La timidez española? ¿Nuestro miedo atávico a hacer el ridículo?

Yo lo entiendo en sentido literal. Las conferencias ya suelen ser bastante aburridas de por sí. Así que no te tiemblen las piernas. ¡Sal ahí y monta un show con todas las de la ley!

Paul Arden

FICHA TÉCNICA

Autor: Paul Arden
Título: Usted puede ser lo bueno que quiera ser
Editorial: Phaidon
Páginas: 127
Lo mejor: la cantidad de ideas polémicas y rompedoras de esquemas presentadas con brevedad y diseño chocante.
Lo peor: su organización caótica, pseudo-aleatoria y excesivamente centrado a veces en la publicidad.
Dónde comprarlo: Casa del libro :: Amazon.com :: Amazon.es