Café

Cinco amigos se sientan en una cafetería y el camarero les toma nota:

“Un café solo”.

“A mí uno con leche”.

“Yo un cortado”.

“El mío corto de leche, pero ni muy fría ni muy caliente”.

“Pues yo con más leche, pero caliente, que queme”.

El camarero se acerca a la barra y ordena: “¡Cinco cafés!”.

¿Es posible satisfacer a audiencias heterogéneas?

No podemos servir café para todos. Ya he mencionado en más de una ocasión que debemos conocer a nuestra audiencia y adaptar a ella nuestra presentación. Esta tarea resulta relativamente sencilla cuando la audiencia es homogénea: personal sanitario de un hospital, un grupo de directivos de empresas de seguridad informática, abogados de la rama mercantil, científicos expertos en optoelectrónica, etc. Pero, ¿cómo adaptar una presentación a un público heterogéneo, con conocimientos previos variados e intereses diversos?

The Craft of Scientific PresentationsMichael Alley, en su excelente obra The Craft of Scientific Presentations ofrece una posible solución de compromiso. Dista mucho de ser perfecta, pero ciertamente merece la alegría de ser reseñada aquí.

Parece obvio que cuando la audiencia es heterogénea, resulta imposible crear una presentación que satisfaga a TODOS los asistentes durante TODO el tiempo. Sin embargo, si nuestro objetivo es satisfacer a TODO el mundo AL FINAL de la presentación, una posible solución consiste en hablar para las distintas audiencias en distintos momentos de la presentación.

Se empieza con poca profundidad, orientando a todo el mundo acerca del tema. Esta orientación incluye mostrar, no sólo mencionar, la importancia del tema.

Después, para cada división del cuerpo de la presentación, antes de sumergirnos en los detalles del tema, comenzamos con una visión superficial que todo el mundo puede seguir. Durante las inmersiones profundas habrá muchos miembros no técnicos y generalistas de entre la audiencia que no podrán seguirnos, pero serán traídos de vuelta a la superficie durante el comienzo del siguiente tema.

Al final de la presentación, deberíamos volver a la superficie y examinar los resultados de manera que todo el mundo los entienda.

Cómo satisfacer a audiencias heterogéneas durante una presentación

Gracias a esta estrategia, aunque el público no técnico y generalista no se habrá enterado de todos los detalles, al menos toda la audiencia habrá podido seguir los puntos principales de la presentación. No sólo debemos pensar en nosotros mismos. También en nuestro público.

Añadir a del.icio.us

Sun-Tzu y el Arte de Presentar

Los rostros son el barómetro del interés