Dos estrategias para crear presentaciones sin listas de viñetas (II)