Te guste o no, mientras tú hablas tu audiencia puede estar usando las redes sociales desde su móvil o portátil. Acéptalo: el backchannel siempre termina creándose. No puedes controlarlo, pero puedes influirlo, alimentarlo, encauzarlo.

En la entrada anterior vimos cómo la organización de un evento puede sacarle el máximo partido. En esta entrada veremos cómo puedes integrarlo en tu presentación para crear una conversación virtualmente sin fronteras, de manera que tu mensaje se verá amplificado y podrá alcanzar una audiencia mucho mayor. Dentro y fuera de la sala; antes, durante y después de la presentación; el backchannel te ayudará a crear una nueva relación con el público, con quien podrás construir y nutrir una comunidad.

PREPARA

1. Planifica: Infórmate de si habrá un backchannel activo; en caso contrario, puedes plantearte crear uno desde tus plataformas habituales de comunicación: tu blog, tu página de Facebook, tu cuenta de Twitter, tu lista de distribución, tus foros, etc. La audiencia será mucho más activa que las audiencias tradicionales, las cuales se sientan pasivamente a escucharte, participando como mucho durante la sesión de preguntas y respuestas. Investiga los intereses de la audiencia a través de Twitter. Te ayudará a moldear mejor tu mensaje. Inicia la conversación días antes de tu conferencia. Anuncia el hashtag desde tus propios medios sociales para que tus seguidores asistan en persona o a través del backchannel y le den difusión desde sus propias plataformas sociales.

2. Estructura: Encapsula los contenidos de tu presentación en módulos cortos, con ideas claras en cada uno, fácilmente expresables en frases breves. Tu audiencia tuiteará tus ideas más activamente y éstas llegarán más lejos. Intenta seguir principios básicos como no más de una idea por transparencia y no más de tres ideas fundamentales en una presentación. No muestres datos, cuenta historias.

3. Diseña: Crea transparencias visualmente atractivas, con poco texto, idealmente no más de 100 caracteres. Si usas frases cortas, serán fácilmente tuiteables. Si el diseño de tu transparencia es impactante, algunos asistentes incluso la fotografiarán y la retransmitirán a través del backchannel. Para facilitarlo, muestra el hashtag de la conferencia en la transparencia de título. Y asegúrate de que todas tus transparencias pasan el Test de la Mirada. Aprende de maestros como Steve Jobs. Ellos te enseñarán a abrazar el vacío.

COMPARTE

4. Involúcralos: Puedes fomentar la participación de la audiencia, real y virtual, haciendo preguntas. Puedes sugerir que añadan información o complementen tus datos con sus propias referencias. Puedes realizar encuestas y votaciones, para luego mostrarlas en directo. Puedes proponerles desafíos o retos que podrán resolver colaborativamente. Puedes ofrecer materiales adicionales, incluyendo direcciones acortadas en tus transparencias. Para algunas de estas tareas resulta muy útil contar con un ayudante.

5. Adáptate: En una presentación tradicional, los rostros de la audiencia actúan como un barómetro del interés con que te siguen. Gracias al backchannel, cuentas con otra fuente de información mucho más precisa sobre cómo está siendo acogida tu presentación. Tienes a tu disposición varias formas de monitorizar el backchannel:

  • Lleva un móvil en una de tus manos y sigue la evolución del backchannel por ejemplo en las pausas entre transparencias.
  • En algunos eventos se proyecta el backchannel en una gran pantalla, que puedes leer a intervalos.
  • En la separación entre cada uno de los bloques de tu presentación, puedes hacer una pausa para seguir el backchannel en público y comentarlo con los asistentes.
  • Tu ayudante puede monitorizarlo y pasarte alguna pista de la forma que hayáis acordado.

Si no usas transparencias, no te sentirás atado por un hilo argumental fijo y podrás reaccionar más libremente: involucrar más a la audiencia con preguntas, ejercicios o juegos; presentar más casos de uso; dejar la teoría y contar experiencias reales; pasar directamente a las preguntas y respuestas; etc.

6. Participa: En sincronización con tu presentación, tu ayudante puede tuitear los contenidos de tus transparencias, los enlaces a materiales adicionales e incluso responder a algunas preguntas sobre dónde encontrar referencias o información relacionada. Ayudarás a seguir tu presentación a aquellos que no están en la sala. Keynote Tweet para Keynote o AutoTweet para PowerPoint permiten hacerlo de forma automatizada, transparencia a transparencia.

APRENDE

7. Analiza: No tienes por qué esperar hasta leer las encuestas de evaluación. El análisis del twitterstream del backchannel te permitirá saber lo que pensó la audiencia dentro y fuera de la charla, qué ideas tuvieron más éxito, qué inquietudes quedaron sin respuesta, etc. Para mayor comodidad puedes registrar el twitterstream en PDF mediante Twapper Keeper. Aprenderás valiosas lecciones, tanto si planeas repetir esa misma charla como para futuras presentaciones. La parte más importante de los medios sociales es escuchar. La aplicación Blastfollow te ayudará a saber quiénes han participado en la conversación.

8. Publica: Contempla tus presentaciones como otra forma de relación con tu comunidad online: mediante la interacción en persona. Son un canal más para hacer llegar tu mensaje: un complemento a tu blog, sitio web, e-books, libros, vídeos, presentaciones en Slideshare, Twitter, etc. Extiende la conversación con tu comunidad a través de múltiples plataformas. Contempla el crear un sitio web o wiki sobre los temas que tratas habitualmente, con el fin de colgar ahí tras cada presentación tanto tus materiales como los que la comunidad quiera aportar: los twitterstreams, documentos, transparencias, comentarios, ideas, experiencias, casos de uso, ejemplos, conversaciones en Twitter gracias a Tweetboard, … ¡un sinfín de posibilidades!

9. Sigue conversando: Tu presentación no debería terminar cuando se ahoga el eco del último aplauso. Una vez que has terminado de analizar el twitterstream, conversa con las personas que participaron: pregúntales sobre tu presentación, sobre sus ideas y opiniones acerca de ese tema, retuitea, deja comentarios en sus blogs, en definitiva, fomenta la creación de una conversación sostenida en el tiempo.

- Backchannel (I): Conversaciones en línea durante tus presentaciones

- Backchannel (II): 10 consejos para organizar un evento que facilite la creación de conversaciones en línea

PRÓXIMAS ENTRADAS SOBRE EL BACKCHANNEL

- Backchannel (IV): Recomendaciones para los asistentes

- Backchannel (V): Alternativas a Twitter para transformar presentaciones en conversaciones

¿Has utilizado el backchannel para mejorar tus presentaciones? ¿Cómo fue la experiencia? Compártela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR