Afronta con optimismo los fracasos en tus presentaciones y seguirás siempre creciendo como ponente y profesional