Adapta tus presentaciones al funcionamiento del cerebro de tu audiencia