El exceso de información en presentaciones es uno de los enemigos más formidables a los que te enfrentarás. A pesar del embrujo de Infotoxia, nunca pretendas contarlo todo y mucho menos ponerlo todo en las diapositivas. No podrás abarcarlo todo. Punto.

Para cubrir los detalles que no tienen cabida en tu presentación, utiliza documentos auxiliares, en papel, en PDF o en HTML. El documento escrito sí puede cubrirlo todo, pero la presentación oral sólo puede cubrir algunos detalles, cuya cantidad dependerá del tiempo asignado y de la necesidad de conocer de la audiencia.

EN UNA PRESENTACIÓN TRANSMITE LA IDEA FUNDAMENTAL, NO LOS DETALLES

Extrae de entre toda la información disponible qué mensaje nuclear quieres comunicar y con qué deberían quedarse los miembros de la audiencia cuando salgan de la sala. No proporciones ni más ni menos información de la necesaria para moverlos a la acción.

Sigue leyendo en El Superhéroe de las Presentaciones.

Esta entrada apareció en primer lugar en el blog de El Superhéroe de las Presentaciones.