En nuestros cursos nos encontramos con mucha gente convencida de que una presentación aburrida puede mejorarse añadiendo efectos vistosos en PowerPoint o Prezi. Qué quieres que te diga. Aunque la mona se vista de seda…

Los efectos especiales en PowerPoint, Keynote y Prezi, usados porque sí, porque son llamativos, no aportan nada a la claridad del mensaje, no harán que te entiendan ni recuerden mejor. Y al cabo del rato aburrirán y cansarán. ¿Atraparán la atención? Sí, atraerán la atención sobre sí mismas, no sobre el mensaje. Además, su valor marginal se reduce exponencialmente con cada nuevo uso.

Si tu presentación es aburrida, si tu mensaje es confuso, si no aportas valor, añadir efectos vistosos de Prezi o la última animación de Keynote o PowerPoint sólo aumentará el ruido. Añade todos los efectos pirotécnicos que quieras: seguirá siendo aburrida, confusa y carente de valor.

En otras palabras, si el elemento puede eliminarse sin comprometer el mensaje visual, entonces debería considerarse seriamente minimizar el elemento o eliminarlo por completo. Por ejemplo, las líneas y cuadrículas en tablas y gráficas pueden hacerse más finas, aligerarse o eliminarse. Los pies de diapositivas, logos, dibujos decorativos, nombre del autor, título de la ponencia, nombre del congreso, filiación, números de página y fechas pueden eliminarse con gran beneficio para la audiencia. La gran mayoría de imágenes puramente decorativas distraen sin ayudar a retener o anclar emocionalmente el mensaje.

En diseño, el exceso es ruido. Si puedes hacerlo con menos, ¿por qué usar más?

Sigue leyendo en El Superhéroe de las Presentaciones.

[¿Quieres exprimirle todo el partido a la multimedia en tus presentaciones sin añadir ruido? Apúntate a nuestros próximos talleres sobre Superpoderes del PowerPoint y del Prezi.]

Esta entrada apareció en primer lugar en el blog de El Superhéroe de las Presentaciones.