Páginas amarillasLa sabiduría de los refranes populares demuestra una vez más ser certera. Todas las investigaciones llevadas a cabo sobre el procesamiento y recuerdo de imágenes confirman la veracidad de que “una imagen vale más que mil palabras”. Este principio es bien conocido y explotado en la publicidad. Consideremos las páginas amarillas o la sección de clasificados en un periódico: ¿en qué anuncios nos fijamos antes? ¿En los que sólo tienen texto o en los que combinan texto e imágenes?

Efecto de la superioridad de las imágenes

El efecto de la superioridad de las imágenes también ha sido recogido en el imprescindible libro Principios universales de diseño:

“Las imágenes se recuerdan mejor que las palabras.”

—Principios universales de diseño

La vista es el sentido dominante en el ser humano. Sabemos que las imágenes se recuerdan con mayor facilidad y durante mucho más tiempo que las palabras. Cuando la audiencia trate de recordar la presentación, lo que les vendrá a la memoria más rápidamente serán las imágenes que hayas empleado.

Las reglas del cerebro

El biólogo molecular John Medina dedica uno de los capítulos de su libro Brain Rules a la visión y lo titula significativamente “La visión triunfa sobre todos los otros sentidos”. En él informa sobre algunos experimentos que mostraron que las personas pueden recordar más de 2.500 imágenes con una precisión de al menos el 90% muchos días después de haberlas visto, incluso aunque sólo vieron cada una durante 10 segundos. Un año después, los sujetos del experimento todavía recordaban alrededor del 63%.

Medina menciona otros experimentos realizados por psicólogos que concluyen que si la información se presenta oralmente, 72 horas después los sujetos recuerdan en torno al 10%, mientras que esa cifra se eleva al 65% si se le añade una imagen. La aplicación a las presentaciones resulta inmediata.

El cerebro procesa la información visual mucho más rápidamente que la textual; según algunos investigadores, hasta 400.000 veces más rápido. Por estos motivos es tan importante incluir menos texto y más imágenes en tus presentaciones.

En primer lugar, las imágenes capturan antes la atención: en una transparencia con texto e imágenes, la vista se dirige antes a la imagen y después al texto. Una transparencia que sólo contiene texto causa rechazo y motiva que el público aparte la mirada.

En segundo lugar, las imágenes ayudan a recordar mejor el texto, especialmente cuando la exposición a la información es corta, como ocurre en una presentación. Si el texto y las imágenes se complementan enviando señales congruentes, entonces el mensaje se recordará más largamente. Tenlo en cuenta en tu próxima presentación.

El poder de las imágenes

¡Usa imágenes!

Las imágenes, especialmente las fotografías de calidad profesional, no sólo tienen cabida en una presentación, sino que pueden convertirse en el aliado más poderoso para transmitir un mensaje y conectar emocionalmente con la audiencia. Las imágenes poseen la virtud de cautivar a la audiencia. Úsalas, pero con responsabilidad.

Añadir a del.icio.us

Principios universales de diseño

La fuerza visual de la campaña “Ante el maltratador, tolerancia cero”

- Lo concreto sobrevive