Tres diferencias culturales a tener en cuenta cuando haces presentaciones fuera de tu país: colores, gestos y palabras

[Los iconos para esta imagen han sido obtenidos de The Noun Project]

Hace muchos años, me llamaron desde México para dar algunas charlas sobre seguridad en Internet. Mientras hablaba ante un auditorio de cientos de alumnos universitarios, veía que a cada rato se reían entre ellos y en un par de ocasiones incluso rieron a carcajadas. Mi desconcierto era total: no tenía ni idea de qué les resultaba tan gracioso. Cuando hube acabado mi primera conferencia me explicaron que me refería a ellos usando “vosotros” en lugar de “ustedes”, lo que parecía hacerles mucha gracia, y lo que es peor, en alguna ocasión dije “coges el ordenador”, “coges el router” o “coges el ratón”, totalmente ignorante de las connotaciones sexuales en México del verbo “coger”.

Desde entonces, cuando viajo a otro país como hice la semana pasada, no me confío porque hablemos el mismo idioma. Existen numerosas diferencias culturales más allá de la lengua que conviene tener en cuenta para evitar errores que pueden arruinar una presentación. Consúltalas con la organización o con gente del país y evitarás situaciones embarazosas.

1 El significado del color varía con los grupos y culturas

Los colores poseen significados y despiertan asociaciones que pueden variar de unos grupos profesionales a otros y de cultura a cultura. El color rojo suele evocar peligro o alarma o que se está en números rojos, mientras que el verde suele asociarse con dinero, seguridad o medio ambiente sano. Algunos pocos colores significan lo mismo para (casi) todas las culturas, como el dorado, que suscita imágenes de éxito y gran calidad; mientras que el significado de la mayoría de colores restantes varía según la cultura, como el blanco, que en occidente suele asociarse con las bodas y en oriente, con los funerales.

Antes de presentar fuera de tu país, asegúrate de acertar con tus esquemas de color consultando la rueda de color según culturas de David McCandless, autor del famoso libro La información es bella.

En cuanto a la influencia del color de la diapositiva en el estado anímico de la audiencia, no he encontrado ninguna investigación concluyente al respecto. Una cosa es estar sentado en un auditorio pintado de rojo y otra muy distinta que la diapositiva tenga un fondo rojo.

2 Los mismos gestos no significan lo mismo en todas partes

Antes de tu presentación, consulta con los lugareños cuáles de tus gestos podrían ser malinterpretados, no comprendidos o, peor aún, ofensivos. Asegúrate de que todos los gestos que realices durante tu presentación son entendidos como tú pretendes.

3 Una misma palabra puede poseer significados muy variados

Pregunta si existen palabras que se usen con un significado distinto en su país, especialmente si es sexual u ofensivo; infórmate de cuál es la fórmula de tratamiento adecuada, ustedes o vosotros o alguna más; especialmente en presentaciones tecnológicas, asegúrate de dominar el vocabulario, porque algunas palabras no se parecen en absoluto.

[¿Quieres aprender qué más hacer para adecuar tus presentaciones a cada audiencia en particular? Apúntate a mis próximos cursos en abierto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

-  Comunicación intercultural: Las expectativas de las audiencias cambian entre países y culturas

- 8 preguntas sobre la audiencia que debes responder antes de una presentación

- Conoce a la audiencia de tus presentaciones con un mapa de empatía

DIÁLOGO ABIERTO

¿Alguna vez has sufrido un malentendido en otro país por diferencias culturales? ¿Qué te pasó? ¿Qué aprendiste para el futuro?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR