Si tus transparencias no fluyen, no conseguirás el objetivo de tu presentación