Si quieres que tus presentaciones tengan éxito, no busques contentar a todos