Agrupa los elementos en tres o cuatro temas generales

Pregunta: ¿Cómo te comes un elefante?
Respuesta: Bocado a bocado.

En el capítulo 11 de mi libro El Arte de Presentar explico cómo tras muchos experimentos, los investigadores en ciencia cognitiva han llegado a la conclusión de que la audiencia recuerda listas de dos, tres y hasta cuatro elementos. Las listas de seis, siete, ocho e incluso más elementos resultan abrumadoras para los asistentes. El resultado es que la mayoría de ellos arrojará la toalla, se enfrascará en su smartphone o pensará en qué menú le espera en la pausa de la comida.

Ahora bien, lo normal es que durante tu presentación desees transmitir más de tres o cuatro ideas y conceptos. En lugar de sobrecargar a tu audiencia con una interminable lista de 12 ó 15 temas diferentes, ¿qué deberías hacer? Agrupar los elementos en tres o cuatro temas generales. Cada uno de estos grupos puede a su vez dividirse en otros tres o cuatro grupos, y así sucesivamente. Es lo que se conoce como técnica del Chunking.

La audiencia no puede retener más de cuatro grupos de información a la vez

A continuación te muestro un ejemplo de aplicación de la técnica de Chunking, extraído del libro de la Dra. Susan Weinschenk, 100 Things Every Presenter Needs to Know About People. Imagínate la siguiente lista de temas para una presentación sobre cómo arrancar y administrar un pequeño negocio:

  1. Decidir qué productos y servicios ofrecer
  2. Decidir qué precio poner a tus productos y servicios
  3. Qué marketing online es crítico para ti
  4. Qué marketing persona a persona es crítico
  5. ¿Necesitas constituirte como empresa o como autónomo?
  6. Qué necesitas saber sobre impuestos
  7. ¿Deberías contratar empleados o subcontratar?
  8. Qué software de facturación emplear
  9. Qué software utilizar para gestionar los contactos de correo y marketing electrónico
  10. Técnicas de venta eficaz para pymes
  11. Cómo identificar tu mercado objetivo
  12. Cómo diseñar y poner en explotación un sitio web

En lugar de utilizar esta larga lista de temas como transparencia de índice y empezar a hablar de cada uno de los temas, podrías agruparlos bajo los siguientes epígrafes:

  1. Cómo vender tus productos y servicios (1, 2, 10, 11)
  2. Cómo poner en marcha tu plan de negocio (3, 4, 9, 12)
  3. El negocio de tu negocio (5, 6, 7, 8)

A su vez, cada uno de estos grandes temas podría tener otros tres o cuatro temas bajo él, y así sucesivamente, subdividiendo cada vez en 3 ó 4 elementos. Ahora podrás empezar tu presentación sin sobrecargar a tu audiencia, proporcionando todo el contenido en bocaditos digeribles.

Fuente: Nelson Cowan, “The magical number 4 in short-termmemory: A reconsideration of mental storage capacity”, Behavioral and Brain Sciences 24 (1), pp. 87-114, 2001.

[¿Quieres aprender a estructurar tus presentaciones? Apúntate a mis próximos cursos en abierto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si tu presentación me aburre, no te prestaré más de 10 minutos de atención

- ¿Cuánto debe durar una presentación?

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué haces para le resulte digerible a tu audiencia una presentación con muchos puntos a tratar?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR