En estos tiempos oscuros dominados por el PowerPoint, es un raro placer asistir a una conferencia y que te sorprendan por completo. Eso es precisamente lo que hizo ayer el joven Rubén Turienzo en la presentación de su último libro “Saca la lengua” en la sala CAN de Madrid, organizada por 4xti. Lejos de aburrir a la audiencia con transparencias al uso, Rubén optó por deleitarnos con sabrosos cocktails preparados allí mismo. El hilo argumental de su charla giraba en torno a la metáfora del cocktail: desde la organización de la propia mesa sobre la que realizaría los cocktails, pasando por todos y cada uno de los elementos e ingredientes necesarios para su elaboración, fue trazando analogías clarificadoras, mediante las cuales explicó uno a uno los conceptos fundamentales recogidos en su libro sobre la influencia social. Tras la preparación de cada cocktail, todos los asistentes éramos invitados a degustarlos. Es la primera vez que una presentación me ha entrado por el gusto, además de por la vista y el oído.

Atrévete a ser diferente

Rubén Turienzo ayer no dio una charla, montó un show. Dentro de unos días apenas recordaré las ideas principales que transmitió, dentro de unos meses tal vez sólo recuerde una sola idea, pero os aseguro que dentro de muchos años seguiré acordándome de esta charla y especialmente de este ponente, porque hizo algo diferente. Si haces lo mismo que todos, serás invisible. Si quieres destacar, debes atreverte a ser diferente. Los cocktails de Rubén pusieron la vaca púrpura en su presentación que recordaré largamente.

No juegues según las reglas. Corre riesgos. Sorprende con lo inesperado.

Cómo descollar y hacerse memorable

Como nos explica Christopher Witt en su libro “Real Leaders Don’t Do PowerPoint”, existen dos caminos para destacar y que tu presentación sea memorable:

1. Di algo diferente

Cuando hablas a una audiencia buscas producir un cambio en ella. ¿Cómo lo vas a conseguir si repites lo que ya han oído mil veces? Tu mensaje no puede ser el mismo viejo mensaje de siempre. No puedes permitirte ser predecible. Atrévete a decir lo inesperado.

2. Dilo de forma diferente

Si no tienes nada radicalmente nuevo y original que decir, al menos puedes decirlo diferentemente. Cuéntaselo de una forma que no esperen. Sorpréndelos con tu puesta en escena.

Buscar la seguridad es a la larga la estrategia menos segura

No hagas las cosas porque todo el mundo las hace o todo el mundo espera que las hagas. Hazlas porque crees que debes hacerlas.

Añádela a del.icio.us twitter Publícala en Twitter

Tira tus viejas presentaciones en PowerPoint a la basura

Dos estrategias para crear presentaciones sin listas de viñetas (I)

- No existen temas aburridos, sólo presentaciones aburridas

¿Has visto en alguna presentación hacer algo radicalmente diferente?