Últimamente cada vez hago más presentaciones sin PowerPoint: desde charlas cortas de 20 minutos hasta talleres de 10 horas. En alguna ocasión alguno de los asistentes se me ha acercado y me ha preguntado a bocajarro: “¿Cómo puedes hablar durante todo ese tiempo sin usar PowerPoint?”.

Párate a analizar detenidamente la pregunta: ¿qué premisa esconde? Dale unas vueltas, anda, no leas directamente mi respuesta.

Está claro que esta persona y tantas y tantas otras que usan cotidianamente PowerPoint en sus presentaciones lo utilizan como una muleta o ponen todo en sus transparencias para no tener que memorizar nada, para no tener que ensayar, para no correr el riesgo de que se les olvide el más mínimo detalle ni por supuesto quedarse en blanco. No hace falta cribar, ni sintentizar, ni estructurar, porque todo se vuelca en el PowerPoint. Usar así PowerPoint te libera del peso de tener que pensar.

Si no usas PowerPoint, entonces ¿qué usas?

La siguiente pregunta que me lanzan no suele hacerse esperar: “Si no uso PowerPoint, entonces ¿qué uso?”. Las posibilidades son prácticamente ilimitadas:

1. Muestra objetos de todo tipo: En lugar de mostrar una transparencia con la foto o el vídeo, ¿puedes llevar el objeto y enseñarlo? ¿Puedes hacerlo circular y que lo toque la audiencia? Ve más allá de la mera experiencia visual, hazla además sensorial.

2. Ponle banda sonora: ¿Puedes ilustrar tus afirmaciones con un sonido, con una pista de audio, con un registro sonoro? ¿Sabes tocar algún instrumento? El lenguaje de la música es universal. Su poder de conexión emocional con la audiencia es difícil de superar.

Salva López durante una presentación

3. Pasa vídeos: ¿Puedes capturar la esencia de tu mensaje con un vídeo? La vida no sucede en listas de viñetas, está animada. Un vídeo la captura como nunca podrán hacerlo ristras de palabras.

4. Dibuja: Haz dibujos sobre una pizarra o un rotafolio o incluso usando una tableta digitalizadora conectada a un ordenador. Podrás crear cualquier visual que necesites para ilustrar tus afirmaciones. No hacen falta dotes artísticas, basta dominar un lenguaje gráfico elemental: cuadrados, círculos, triángulos, flechas, líneas y poco más.

5. Haz participar a la audiencia: Lanza preguntas que puedan contestar levantando la mano o con respuestas más elaboradas, crea dinámicas para que trabajen en grupo en la resolución de retos o problemas, inventa juegos que ilustren y ayuden a interiorizar lúdicamente tus ideas clave, fomenta la cocreación del contenido de tu presentación entre todos los presentes, abre la participación a las redes sociales a través del backchannel.

Haz participar a la audiencia

¡Atrévete a presentar sin red!

(Mañana viernes participaré en EBE11 con una conferencia titulada Presentaciones de infarto sin PowerPoint y no, no usaré PowerPoint. ¡No te la pierdas si estás en Sevilla!)

 13 ideas para cautivar a la audiencia con las fotografías de tu presentación

- ¿Cuántas transparencias debería tener una presentación?

Cuando no usas PowerPoint, ¿qué haces?