Controla el tiempo verbal y controlarás la comunicación