Utiliza fotos de calidad profesional en tus presentacionesFotos grandes, fotos coloridas. Fotos hermosas, fotos desgarradoras. Fotos divertidas, fotos estimulantes. Las buenas fotos esconden un alma, cuentan una historia, sacuden conciencias. Soy un gran fan de la fotografía y del enorme poder de la inclusión de buenas fotos en las presentaciones para conectar con la audiencia. La buena fotografía posee una fuerza especial que puede transferirse a tu presentación. No tienes más que sentarte en una sala de conferencias observando los rostros del público y comprobarás cómo se iluminan cuando el ponente utiliza una fotografía en su presentación llena de texto, incluso aunque aquélla no sea espectacular. Las fotografías ilustran los datos confiriendo vida a las estadísticas, las fotografías alivian la carga de transparencias con texto, las fotografías aportan credibilidad a tu historia.

Para que su impacto sea mayor y juegue a tu favor, a la hora de incluir fotografías o dibujos en tus presentaciones sírvete EXCLUSIVAMENTE de productos de calidad profesional. Salvo que seas un fotógrafo con talento, recurre a imágenes de stock o a los servicios de profesionales.

Usa fotos de calidad profesional

Y no sólo es importante que la foto en sí sea buena, ¡todos deben poder verla con claridad! Hoy en día la práctica totalidad de proyectores en salas de conferencias utiliza una resolución de 1024×768 píxeles. Para su uso en presentaciones, una foto debería tener como mínimo esa misma resolución para evitar que al proyectarse en la pantalla aparezca pixelada, efecto que actúa en detrimento de su impacto. Los píxeles por pulgada de la imagen son irrelevantes a la hora de incluirlas en tus transparencias, lo único que importa es el número de píxeles. Utiliza siempre fotos cuya resolución sea igual o superior a la del proyector.

The Digital Photography BookOtra importante característica a tener en cuenta en una fotografía es su nitidez. Tal y como afirma el experto fotógrafo Scott Kelby en su imprescindible libro para amateurs y no tan amateurs, The Digital Photography Book:

“Si tus fotos no son nítidas, el resto importa poco.”

¿Qué quiere decir que una foto sea nítida? Cuando puedas contar los pelos de una barba sin afeitar, o las pequeñas arrugas de una mano, o los puntitos de la superficie de un ladrillo, sabrás que estás ante una foto nítida y bien enfocada. Utiliza siempre fotos con gran nitidez. El proyector posee la molesta propiedad de ampliar los defectos: lo que no se ve bien a pequeña escala, quedará peor proyectado en una gran pantalla. Y el público lo notará, vaya que sí.

Y nunca, nunca utilices el infame clipart que acompaña a Office. A principios de los 90 el clipart disfrutó de su momento de gloria, pero ¡estamos en el 2008! Huye del clipart como de la peste. ¡Estamos hastiados de ver los inefables Screen Beans y demás criaturas pulular por las transparencias!

Huye del clipart como de la peste

Unas palabras finales de cautela. Las imágenes, ya sean fotografías o clipart, constituyen sin duda el elemento multimedia más usado y abusado de todos. A menudo, incluir una foto, dibujo o viñeta cómica puede distraer del mensaje y degradarlo, añadiendo abarrotamiento al diseño y disminuyendo la relación señal a ruido. Nunca incluyas una imagen para rellenar o para hacer bonito porque sólo añadirás ruido. La imagen debe ser el mensaje.

Añadir a del.icio.us

Una imagen en tu presentación dice más que mil palabras