“Somos lo que comemos, pero lo que comemos nos puede ayudar a ser mucho más de lo que somos.”
—Alice May Brock

Imagina tu presentación ideal como un menú de restaurante… ¿Cómo saber cual es el mejor plato? Queremos ofrecerte unas sugerencias para alimentar tu cuerpo de manera equilibrada y que tu próxima exposición salga “a pedir de boca”.

Como aperitivo fijemos un objetivo claro: no hablamos de saciar el hambre sino de alimentarnos de una manera saludable antes de una presentación. Preparar y ejecutar una ponencia genera de por sí una tensión muy elevada como para agravarla ingiriendo alimentos dañinos y de bajísimo valor nutricional.

Como dice Pilar Cuesta, Coach y Nutricionista deportiva, lo más recomendable antes de hacer una presentación es hacer comidas ligeras en las que esté presente una combinación de proteínas, hidratos de carbono y grasas saludables. Alude a la importancia de eliminar los fritos de nuestra dieta, los alimentos pre-cocinados y las grasas saturadas provenientes de la comida rápida. Lo ideal es preparar los alimentos en su jugo, al horno, al vapor, a la plancha o en papillote.

1Un primero ideal

Una sopa ligera, una crema de verduras o un consomé. Otra opción muy recomendable podría ser un plato de verdura siempre procurando evitar las crucíferas: coles, brócoli, coliflor, col… pueden causarte sensación de hinchazón y producir muchos gases.

2Un segundo adecuado

Pollo o salmón a la plancha cocinado al horno con patatas asadas o arroz integral. Estos dos ejemplos de acompañamiento se denominan “alimentos de liberación lenta” y permiten que el organismo mantenga la energía alta y disponible durante más tiempo. Trata de evitar las especias picantes en las comidas: además de dañar y resecar las cuerdas vocales aumentan la transpiración corporal, lo que no es muy recomendable.

3Un postre permisible

Un puñadito de nueces o almendras crudas, son excelentes para disminuir el estrés, reducir la presión sanguínea y permitir al organismo estar en calma, paz y sosiego. Eso sí, ¡revisa que ninguna piel se quede en tus dientes!

4Para beber

Agua del tiempo y en pequeños sorbitos. Y si quieres completar este menú toma para terminar una infusión de tomillo, la favorita de los cantantes, con un súper alimento como la miel.

Trabajas muy duro para que tu presentación sea un éxito, pero ¿qué estabas haciendo por mejorar tu cuerpo para esa presentación? Recuerda que lo que transmites nace desde tu interior.

¡TIINNN! Tu presentación está lista para servir.

No permitas que una presentación se te atragante… Aprende todos los trucos sobre presentaciones eficaces con el pack doble El Arte de Presentar.

DIÁLOGO ABIERTO

¿Cómo cuidas tu alimentación antes de una presentación?

[Créditos: Menu, de Shutterstock.]