“Boring to Bravo” de Kristin ArnoldSi de verdad queremos mejorar nuestras presentaciones, no podemos pasar de una a la siguiente sin ninguna reflexión. A menudo se nos ocurren ideas de mejora o aspectos que deberíamos cambiar mientras estamos conduciendo o justo después de acostarnos. Creemos que nos acordaremos para la próxima vez, pero nos engañamos. No sé vosotros, pero en mi caso, si no apunto las cosas, se me olvidan.

En su joya de libro “Boring to Bravo”, la experta en comunicación Kristin Arnold  nos propone que respondamos al siguiente cuestionario de autoevaluación tan pronto como nos sea posible tras una presentación. Podemos usar por ejemplo una escala de 1 (muy pobre) a 5 (excelente) para evaluar cada una de las cuestiones.

Preparación

1. Investigué y analicé las expectativas de la audiencia 

2. Tenía conocimiento sobre el contenido de la presentación

3. Integré el tema de la reunión/evento dentro de la presentación

4. Creé y seguí una estructura o trama sólida

5. Creé titulares tuiteables para la idea principal de la charla y de los puntos principales

6. Creé un título animado e interesante

7. Creé material intrigante de previsualización o promocional

8. Diseñé y creé ayudas visuales y objetos (props) que apoyaron la presentación

9. Preparé un entregable para complementar la presentación

10. Establecí una conexión con la audiencia previamente a la presentación

11. Personalicé la presentación con noticias frescas del día

12. Arreglé y gestioné un entorno invitador y cautivante

13. Hice que revisaran todos los equipos y materiales, listos para funcionar correctamente

14. Practiqué y ensayé la presentación

15. Me preparé para la Ley de Murphy: Lo que podía salir mal salió mal, pero me rehíce magníficamente

Presencia

1. Creé credibilidad y compenetración (rapport) con la audiencia

2. Mostré pasión sobre el tema

3. Fui genuino, transparente y honesto con la audiencia

4. Estuve presente (en el momento) con la audiencia

5. Leí/escuché a la audiencia y calibré su respuesta

6. Aparecí cómodo y relajado

7. Usé mi sentido natural del humor eficazmente

8. Sonreí con la audiencia

9. Me vestí de forma apropiada para la ocasión

10. Usé variedad paraverbal para enfatizar los puntos clave

11. Refrené mis malos hábitos de oratoria, como p.e. las muletillas

12. Me moví siempre con un propósito

13. Usé gestos invitadores y abiertos

14. Usé silencios/pausas eficazmente

15. Gestioné eficazmente el tiempo y acabé dentro de hora

Técnicas

1. Establecí una conexión con la audiencia justo antes de empezar la presentación

2. Personalicé el mensaje para la audiencia

3. Usé un lenguaje inclusivo: más “nosotros” que “yo”

4. Utilicé una apertura apropiada y cautivadora

5. Hice preguntas cautivantes eficazmente

6. Conté ejemplos efectivos, historias interesantes y/o metáforas memorables

7. Usé elementos audiovisuales eficazmente

8. Gestioné con eficacia la sesión de preguntas y respuestas con la audiencia

9. Me anticipé a las objeciones de la audiencia a participar en actividades

10. Reconocí y recompensé la participación de la audiencia

11. Usé la tecnología para cautivar a la audiencia

12. Involucré a la audiencia en una tarea específica, demostración o pequeña actividad de grupo

13. Entrevisté a un miembro de la audiencia eficazmente

14. Terminé con una fuerte llamada a la acción

15. Creé los medios para que la audiencia pudiera continuar y extender la conversación

- Si puedes medirlo, puedes mejorarlo: la importancia del post-evento

- Presentaciones Productivas con GTD

¿Te autoevalúas después de las presentaciones? ¿Cómo haces para mejorar tus presentaciones?