Vivir es comunicar

Tras los cursos, muchos asistentes se acercan a hacer algún comentario o valoración. Sin duda, el que más alegría me ha producido fue el de una persona que me dijo:

Éste no es un curso sobre cómo hablar en público. Es un curso sobre cómo vivir.

Como muchos lectores del blog apuntan en los comentarios del mismo y a través de Twitter, las habilidades y revelaciones sobre uno mismo obtenidas en un curso sobre cómo hablar en público son perfectamente transferibles a otras facetas de la vida. Durante los cursos de presentaciones:

1 Aprenderás a ganar confianza y a gestionar los nervios durante la comunicación

Sentirte más cómodo hablando ante audiencias variadas hará que por ejemplo te encuentres más a gusto cuando tengas que comunicarte con desconocidos en cualquier escenario social (sí, incluso en la discoteca).

2 Aprenderás a mejorar tu capacidad de escucha

Cuando pones a la audiencia en el centro de la presentación, te olvidas de ti mismo para centrarte en sus intereses. En lugar de pensar en ti, escuchas lo que la audiencia necesita partiendo del deseo de ayudarle a resolver su problema en lugar de imponer tu solución. Por ejemplo, cuando hables con amigos, con tu pareja, con tus hijos o con tus padres, comenzarás a tomar conciencia de sus propias necesidades y expectativas. Te acostumbrarás a cambiar de perspectiva. Como consecuencia, los comprenderás mejor y te comprenderán a ti mejor.

3 Aprenderás a adaptarte a distintas audiencias

En los cursos aprenderás a analizar el ADN de las distintas audiencias, a reconocer sus problemas, inquietudes y necesidades. Por ejemplo, cuando hables con personas cercanas en tu familia, en tu círculo de amigos o en tu trabajo, sabrás confrontarlos al tratar asuntos espinosos sin dañar la relación.

4 Aprenderás a buscar y evaluar información

En los cursos aprenderás no sólo a lanzar afirmaciones, sino a sustentarlas con argumentos de tipo lógico y con argumentos de tipo emocional. Sabrás cómo evidenciar mejor tus afirmaciones, cómo ganar credibilidad ante la audiencia y cómo usar fuentes fidedignas. Por ejemplo, en tus interacciones con otras personas, en cualquier escenario, llevarás contigo este espíritu crítico que te animará a cuestionar cualquier afirmación que no venga apoyada sobre una base sólida.

5 Aprenderás a organizar tus ideas

Nuestras cabezas bullen a menudo con torrentes de ideas que salen atropelladamente por nuestra boca. En los cursos aprenderás patrones estructurales adaptados a la manera como el cerebro procesa la información. Estos patrones te ayudarán a hilvanar tus pensamientos de manera eficaz en cualquier escenario. Por ejemplo, te volverás más persuasivo con tu pareja, con tus hijos o con tus compañeros de trabajo, tanto si se trata de decidir a dónde ir de vacaciones, qué película ver o a dónde ir a comer.

6 Aprenderás a llevar más conciencia a tus acciones

La comunicación eficaz requiere una gran atención, dirigida hacia tu interior y hacia los demás, para tomar conciencia de tus propias respuestas y reacciones y de las de tus interlocutores. Se trata del concepto de mindfulness, aplicado a tu comunicación. Un comunicador atento y consciente se centra más en la audiencia que en sí mismo. Cuanto más plena sea tu atención durante tus presentaciones, mejor te preparas para enfocar tu conciencia en todo lo que haces, por ejemplo, en las conversaciones con tus hijos, pareja o compañeros.

7 Aprenderás en definitiva a comunicar con mayor eficacia con cualquier persona en cualquier escenario

Afirmó Aristóteles que saber expresar una idea es tan importante como la idea misma. Nada me causa tanta tristeza como ver buenas ideas que no sobreviven a malas presentaciones. Desarrollar la capacidad de expresarnos con seguridad y confianza, de comunicar con claridad y sencillez nuestras ideas, de estructurar de forma amena y directa nuestro tren de pensamientos, nos permite comunicarnos con eficacia en cualquier tipo de escenario, da igual si se trata de la máquina de café con los compañeros de la empresa o de la reunión de la comunidad de vecinos.

El noble arte de la oratoria prácticamente se ha extinguido en nuestra sociedad. Aprende sus técnicas básicas y verás cómo toda tu vida da un vuelco inesperado.

[¿Quieres transferir las enseñanzas de las presentaciones a otras facetas de tu vida? Apúntate a nuestros próximos cursos en abierto.]

ENTRADAS RELACIONADAS

- Si tienes hijos, estudiantes o empleados a tu cargo, este consejo cambiará sus vidas para siempre

- Las presentaciones como herramienta de crecimiento y desarrollo personal

- Afronta con optimismo los fracasos en tus presentaciones y seguirás siempre creciendo como ponente y profesional

DIÁLOGO ABIERTO

¿Qué otras lecciones aplicables a tu vida cotidiana te han enseñado las presentaciones?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR